EL SASTRE

I.L.Peretz Víspera de Iom kipur en la sinagoga de Berdichev, al anochecer.Los ancianos concluyeron de enunciar su plegaria y regresaron a sus sitios. El rabino Leivi Itsjoc estaba de pie ante el atril. Tenía que entonar el Kol Nidre. Todas las miradas estaban fijas en su espalda. Reinaba un silencio profundo en toda la sala;…

El sonido del shofar (Cuento de Elul)

Una vez, un hombre estaba durmiendo en su casa justo el día de Rosh Hashaná, después dehaber estado toda la mañana en el beit hakneset. De pronto, oyó un sonido brillante y profundo, era un sonido raro: era el sonido del shofar. Inmediatamente se levantó, se vistió y se fue corriendo al beit hakneset. Pensó que se había quedado dormido, y que había soñado con lo que había sucedido a la mañana. Cuando llegó al beit hakneset, vio que no había nadie, estaba vacío, sólo quedaba el Rebe en un rincón. El hombre se acercó y le dijo: – Rabí, ¿usted tocó recién el shofar? ¿Usted me llamó? – No, hijo – le respondió el Rabí –estarás confundido. Hace rato, a la mañana tocamos el shofar. ¿Por qué habría de tocarlo ahora? Y el hombre volvió a acostarse y a dormir. Pero otra vez, el mismo sonido, el mismo shofar lo volvió a despertar. Se levantó y fue corriendo más lejos todavía, a otro beit hakneset, para ver si provenía de ahí ese sonido tan profundo. Pero ocurrió lo mismo: – No, te has confundido –le dijo el Rabí – Yo no toqué el shofar, incluso nuestro baal tokea, la persona que lo toca, ya se fue a su casa Decepcionado, volvió a su casa y se acostó. Pero otra vez, ni bien se durmió, escuchó los sonidos del shofar, que cada vez eran más y más fuertes. Salió de su casa desesperado, decidido a encontrar de dónde provenía el sonido, que iba creciendo a cada minuto. Corrió por toda la ciudad, hasta que en un momento se detuvo frente a una persona muy pobre que le sonreía. – Pasaste muchas veces sin verme, buen hombre – le dijo. El hombre se dio cuenta de que el pobre necesitaba comer, y lo llevó a su casa, le dio ropa nueva, le sirvió comida festiva, y charlaron mucho tiempo. Luego se despidieron, y el hombre volvió a acostarse, pero esta vez, no escuchó los penetrantes sonidos del shofar, porque su misión, y la misión del shofar, había sido cumplida. Él había comprendido lo que el shofar con sus sonidos brillantes quería decirle: – Despiértate, hay mucho que puedes arreglar en el mundo, hay mucha gente que necesita tu ayuda. No te duermas, escucha sus dolores y sus males, ayúdalos, ayúdalos. Fuente: Banah.org  

Historia de un leñador (Cuento de Elul)

Cuento tradicional talmúdico (Extraído y adaptado de la colección de Ora Ganuz. Recopilados por Martín Buber) En un pueblecito judío de Polonia, su gente se preparaba para la más sagrada de sus festividades: el Iom Kippur. El día del perdón. Al salir la primera estrella y como todos los años, el pueblo casi desparecía entre…

Salmos del Corazón (Relatos para el Mes de Elul)

Es una vieja costumbre dedicar más tiempo durante el mes de Elul a la plegaria y a recitar tehilim. Hasta los judíos estudiosos, quienes pasan la mayor parte de su tiempo en el estudio de la Torá, se dedican más a la plegaria y a tehilim durante estos días.En relación con esto, les traemos la…

Barriles en la Nieve (Relato para el Mes de Elul)

por Tuvia Bolton Se cuenta la historia de un Jasid, que cada año visitaba en el mes de Elul a su Rebe, Rabí Menajem Mendel de Lubavitch (1789-1866), para estar con él durante las Altas Festividades… De todas formas no era una fácil empresa pues en esa época del año, ya el clima era terriblemente…

El Majzor de mi Padre (Relatos para el Mes de Elul)

por Zushe Greenberg En 1951, en el día de Iom Kipur, mi padre, el Rabino Moshe Greenberg, recitó fielmente todas las oraciones de la festividad. Todas, pero en realidad omitió la oración que es generalmente considerada la más solemne de las plegarias del día, el Kol Nidrei. En ese momento mi padre tenía veinte años…

El Juicio De Cada Día (Cuento para el mes de Elul)

por Yerachmiel Tilles Un joven estudioso vino a Rabí Israel Baal Shem con una pregunta. Había descubierto una contradicción en las enseñanzas de los Sabios, y quería oír cómo el maestro jasídico lo resolvería. Por un lado, dice en el Talmud, que la parnasá (sustento) que tendrá una persona durante el año entero, se determina…

¿Quién debe perdonar? (Relato para el mes de Elul)

Hace unos treinta años, el rabino Abraham Joshua Heschel fue invitado a dar unas conferencias en una convención de ejecutivos de AT&T. Durante las sesiones habló sobre el arrepentimiento, la expiación y el perdón. En cierto momento, uno de los directores de la compañía levantó la mano y preguntó: “Rabino Heschel, usted habló sobre el…

Perfectos Extraños

Hace algunos años traje un grupo de estudiantes rabínicos para ayudarnos durante las fiestas de Rosh Hashaná y Iom Kipur. Eran estudiantes de una Ieshivá de Jabad en Brooklyn y se ofrecieron a pasar las festividades asistiendo a sinagogas y enriqueciendo comunidades. Un sábado de tarde, después de su llegada, estaban sentados en la sinagoga…

El Espejo

En una pequeña ciudad vivía un hombre -Rev Abraham- muy piadoso y recto que cumplía casi con exactitud el dicho de nuestro sabios: Elu debarim sheen lahem shiur… hajnasat orjim (estas son las cosas que no tienen medida… hospitalidad). Rev Abraham no se contaba entre los adinerados del lugar, todo lo contrario, era extremadamente pobre, pero a pesar de…

La Batalla Ganada contra las mentiras

“¡Deberías avergonzarte! Un niño de nueve años diciendo mentiras. Sabes que no es verdad, ¿por qué lo dices?”. Esta era una frase que Avigdor escuchaba a menudo, porque mentía con frecuencia. Ahora bien. Avigdor no quería dañar a nadie cuando mentía. Sólo daba rienda suelta a su imaginación y antes de darse cuenta de lo que decía, le brotaba…